Inclusión social para el Desarrollo Educativo

Los 10 Quehaceres de nuestra familia, se concibe como una dinámica de aprendizaje integral compartido entre alumnos, alumnas, sus docentes, padres de familia y autoridades educativas, en donde comparten experiencias de la vida cotidiana en el hogar, para analizar su relación con los procesos de aprendizaje que se generan en el aula.

Presentación

Las altas cifras de pobreza e inequidad prevalecientes en ciertos sectores de la sociedad en México, obligan a repensar una política de gobierno que tiene como prioridad mejorar la calidad y promover la inclusión educativa. Esta medida implica un compromiso compartido entre los diferentes niveles (Federal, Estatal y Municipal) y sectores administrativos; así como la participación y cooperación activa de otros actores como la familia, la comunidad, las organizaciones civiles y de las personas que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social y educativa.

caracterizacion1

En este marco, el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe, CREFAL, como organismo internacional preocupado por la equidad y justicia social, refrenda su compromiso al ofertar una educación intergeneracional con niñas, niños, jóvenes y adultos, para sumarse a la tarea de enfrentar los desafíos por igualar las condiciones de cobertura y calidad de la educación; generar condiciones para la mejora en la infraestructura; eficientar el desarrollo y profesionalización docente para garantizar la eficacia de los aprendizajes en el aula; promover la participación social de los padres de familia y de diversos actores involucrados con la educación. En suma, apuntalar la educación obligatoria en México para generar escuelas autónomas que garanticen el máximo logro de los aprendizajes de los educandos.

En este cometido, el CREFAL presenta su Modelo Integral para la Inclusión Social para fomentar la participación social de la familia y comunidad en la escuela, como una estrategia de formación transversal en intervención socioeducativa, dirigido a docentes y autoridades educativas en el ámbito escolar; madres, padres y/o tutores responsables de niñas y niños en las familias; y autoridades municipales, líderes comunitarios y personas jóvenes y adultas en la comunidad. El propósito de esta atención diversa para la formación intergeneracional, es brindar las herramientas necesarias para el desarrollo potencial del aprendizaje informal, hacia una mejora en el aprendizaje formal que se vive en las escuelas de educación básica.

presentacion2

La pertinencia de este modelo integral emerge de una dinámica educativa incluyente que busca indagar, evidenciar y proyectar las estrategias de intervención más adecuadas, que lleven al posicionamiento de la familia, como el núcleo social que coadyuve en el logro educativo de las niñas y niños que cursan la educación básica en el país; vía la mejora de la calidad de vida de sus integrantes y del desarrollo comunitario de las localidades en que habitan.

Así, mientras que con la intervención socioeducativa el modelo integral busca generar la vinculación entre los ámbitos del hogar, el escolar y lo comunitario; es con la comunicación pedagógica que se llegan a crear las ambientes de aprendizajes constructivos entre la familia, escuela y comunidad, en donde se desarrolla la motivación e interés por aprender de manera colaborativa.

 


Responsable del Programa

María del Socorro Tapia
Contacto: mstapia@crefal.edu.mx

 

Enfoque integral

En la actualidad, la llamada sociedad del conocimiento demanda que las personas productivas sean capaces de generar, utilizar y compartir conocimientos de un modo eficaz sobre un continuo social de constante transformación. Es en este acontecer que el aprendizaje formal sobrepasa las aulas para matizarse en un factor educativo que lleva a un cambio en las mentalidades que transita hacia un aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Con esta referencia sobre la necesidad y demanda social para el campo de la educación, el modelo integral propone potencializar los aprendizajes formales, no formales e informales, con estrategias, métodos y técnicas de aprendizaje para la atención específica de necesidades educativas mediante tres ejes fundamentales que toman como base a la lectoescritura, las comunidades de aprendizaje y comunidades letradas, en donde la alfabetización y analfabetismo pierden categoría, para transformarse en ámbitos y ambientes de colaboración para la constante y permanente construcción de conocimientos provistos de sentido y significado.

enfoque integral1

Desde este contexto de atención para la intervención, con la frase “Inclusión Social para el Desarrollo educativo” se hace alusión a la consecución de una formación integral en donde niñas, niños, jóvenes y adultos, transitan de una situación de vulnerabilidad (educativa, económica y social, principalmente) hacia el empoderamiento individual y colectivo de conocimientos y saberes que los lleven a acceder a una igualdad de oportunidades educativas, para así intervenir y participar efectivamente en las diferentes esferas de la sociedad.

En esta medida, los beneficiarios del modelo integral redescubren el significado, sentido y valor del aprendizaje en su propio contexto; una muestra de que los procesos de aprendizaje mediados por la comunicación pedagógica, demandan una construcción de conocimientos por parte de los participantes, según sus necesidades e intencionalidades personales, haciendo posible la generación de experiencias significativas, esto a partir de la interactividad entre: los temas que ubican al aprendiz en una intercomunicación dinámica y constructiva tanto escrita como verbal; el aprendizaje, que lo involucra en el proceso mismo; y por último el diseño y manejo de materiales educativos y didácticos que apoyan este proceso generativo del conocimiento.

enfoque integral2

Caracterización y objetivos

El modelo integral está destinado para que instancias del gobierno federal, estatal y municipal en sinergia con autoridades educativas y escolares; brinden un panorama pedagógico que fortalezca a la calidad en la educación básica, mediante una formación integral en intervención socioeducativa que involucra la participación activa y dinámica de jóvenes y adultos desde otros ámbitos como la familia y la comunidad. Se identifican como beneficiarios directos de la aplicación, a las niñas y niños inscritos en los tres niveles de educación obligatoria y los integrantes de la comunidad escolar; mientras que sus familias y habitantes locales, cercanos a las escuelas, son los beneficiarios indirectos de los resultados esperados.

En este marco de colaboración, cooperación y gestión interinstitucional, el modelo integral busca propiciar un cambio transformacional desde las escuelas primarias, con el propósito de contribuir en el logro de una educación integral con padres de familia, docentes y demás jóvenes y adultos implicados, para así responder a la exigencia de implementar estrategias que garanticen la permanencia y adecuada trayectoria académica de las niñas y niños, y que en consecuencia, tengan como resultado la efectiva conclusión de su educación básica.

Frente a este reto educativo, el modelo integral se plantea como desafíos:

  • La construcción de ambientes educativos para un mejor y mayor acceso del conocimiento, que tengan como propósito favorecer la continuidad en la aplicación de los aprendizajes entre la escuela y la vida cotidiana con la familia y la comunidad.
  • La formación de actores educativos en la aprehensión de estilos flexibles de comunicación que los lleve a interactuar de manera eficiente con los beneficiarios –agentes educativos-, mediante un efectivo desarrollo de su potencial cognitivo, afectivo y conductual para la educación.
  • La implementación de estrategias de intervención que, desde el ámbito escolar, propicien el involucramiento de jóvenes y adultos integrantes de las familias y las comunidades locales, en el ejercicio de una educación que trasciende a las aulas.

En este contexto de intervención socioeducativa, el modelo integral se define como:

  • Una estrategia de formación intergeneracional (niñas, niños, jóvenes y adultos) en apoyo a la educación básica.
  • Un puente para la vinculación del aprendizaje formal e informal que genera procesos y ambientes de intervención socioeducativa.
  • Una vía de interlocución que favorece la participación social entre la familia y la comunidad con otros sectores asociados.
  • Un mecanismo de intervención que articula escuela, familia y comunidad.
  • Un sistema que genera procesos de autogestión y autonomía en escuelas con rezago educativo y marginación social.

Desde una perspectiva de enseñanza-aprendizaje informal, las niñas y los niños desde sus primeros años de vida escolar, también forman parte de esta estrategia de intervención convergente, heterogénea, contextualizada, y por tanto, ampliamente aplicativa con los actores y agentes educativos que se involucran.

caracterizacion1

Propuesta pedagógica

El modelo integral tiene una estructura base que se define por componentes, ámbitos de intervención, actores y ejes temáticos. Con una estrategia de atención por áreas y modalidades para la formación, asesoría y capacitación, se busca propiciar un primer perfil de facilitador como actor o agente educativo, para que durante la aplicación, actúe como mediador en la intervención con niñas y niños, quienes vienen siendo los beneficiarios directos en este modelo.

La categorización de los componentes responde a la necesidad de estructurar una dinámica del aprendizaje integral que da cuenta sobre la necesidad que tanto jóvenes como adultos, tienen para aprender de forma permanente y diferente a como se enseña en un ámbito escolarizado. Éstos se traducen en seis áreas de atención específicas para la formación y capacitación pedagógica, la gestión educativa y participación social; así como la prevención educativa y comunitaria.

Áreas de atención específica

Componente

Descripción

1. Formación pedagógica para la mejora educativa.

Convoca a docentes, directores para que junto con autoridades educativas, orienten su desarrollo profesional hacia nuevas formas de aprendizaje que alienten a las niñas y niños, por alcanzar un logro educativo con calidad, en donde se involucra a padres de familia y tutores como el apoyo indispensable para la mejora en los hábitos de estudio desde otros ámbitos fuera de la escuela.

2.Capacitación pedagógica para padres de familia, jó­venes y adultos.

Ofrece orientaciones pedagógicas para desarrollar ambientes de aprendizaje que fortalecen las competencias necesarias para el óptimo desempeño en el empleo formal e informal.

3. Asesoría técnica en gestión educativa.

Favorece el desarrollo de la gestión educativa en sus distintas expresiones en la escuela, mediante la aplicación de técnicas efectivas que trascienden hacia el ámbito familiar y comunitario.

4. Asesoría técnica en participación social.

Centra su atención en el liderazgo transformacional como una herramienta que fomenta la participación social para articular los procesos de aprendizaje entre la escuela, familia y comunidad.

5. Capacitación para la autogestión.

Construye procesos de formación colectiva para el óptimo desempeño de líderes educativos y comunitarios, preocupados y unidos por la mejora en las condiciones de vida en los ámbitos escolar, familiar y comunitaria.

6. Formación en prevención educativa y comunitaria.

Promueve estrategias de intervención que evidencian la disminución de los efectos en la salud, como las adicciones, los hábitos alimenticios; entre otros problemas centrales identificados en la escuela, familia y comunidad.

 

Los ámbitos de intervención, hacen referencia al hogar, la escuela y la comunidad como los espacios físicos en que deban aplicarse las estrategias de intervención; mientras que por familia, escuela y comunidad, se refiere a los contextos comunicativos en que deben darse dichas estrategias. En contraparte, los actores son aquellas personas que por su rol, función, ocupación, dedicación, liderazgo o razón social, se caracterizan como potenciales actores y agentes educativos para la intervención en estos ámbitos.

 

INTERVENCIÓN SOCIOEDUCATIVA
Ámbitos
(espacios físicos)
Contextos
(espacios de interacción)
Hogar Familiar
Escuela Escolar
Comunidad Comunitario

 

Los ejes temáticos son el marco pedagógico que por sí mismos y en articulación, buscan propiciar dinámicas significativas en donde alfabetizar, implica construir procesos de aprendizaje que aluden a la capacidad de interacción de los sujetos de intervención:

  • El fomento de la lectoescritura se enfoca en el carácter intergeneracional de la familia para demostrar que, letrados y no letrados, pueden generar juntos procesos de enseñanza y aprendizaje con sentido y significado social.

Desde el contexto socioeducativo, se asume que leer y escribir son formas que adoptan las personas para lograr objetivos sociales y culturales, desde que se nace hasta el término mismo de la vida. La intuición motora de la lectoescritura es un elemento esencial para la vida humana. En el enfoque pedagógico comunicacional, estás prácticas sociales se conceptualizan en un uso práctico de la literacidad (símbolos gráficos que se escriben y se leen) que da sentido y significado a la interacción dada entre los integrantes de la familia, escuela y comunidad.

Con este enfoque de la literacidad como práctica social que relaciona a la familia, escuela y comunidad es que la lectoescritura se inserta como un eje articulador del valor social de leer y escribir en los tres ámbitos de la intervención socioeducativa. El uso que se hace del lenguaje en sus ámbitos y contextos es fundamental para comprender cómo se transmiten los significados; por lo que interesa que los jóvenes y adultos relacionados con las niñas y los niños, promuevan en ellos la capacidad comunicativa en todas sus formas de expresión, para así facilitar la socialización de sus actos y la integración con sus entornos próximos.

  • Con el fortalecimiento de las comunidades de aprendizaje, se pretende exaltar el aprendizaje transformacional y la participación social, con dinámicas que trascienden los muros del aula y la propia escuela, en beneficio de los educandos hacia la mejora del logro educativo.

Como organización colectiva, los implicados construyen además un sentido de identidad y pertenencia de grupo, de cohesión y continuidad al compartir experiencias y retroalimentar sus conocimientos a partir de los saberes adquiridos. En este tipo de ambientes, la diversidad es una característica esencial de la convivencia. Todos los involucrados deben tener oportunidad de disfrutar los procesos. En el contexto escolar, una comunidad de aprendizaje incorpora la participación de los padres de familia y la comunidad como la clave para el éxito académico y personal de las niñas y los niños.

Tanto los padres de familia como escuela se necesitan mutuamente para la adecuada educación de las niñas y los niños; los primeros requiere ayuda para saber conducir el desarrollo de sus hijas e hijos en sus diferentes etapas de crecimiento escolar; la segunda no puede prescindir de las familias para promover cambios e introducir trasformaciones que lleven a una renovación constante y permanente. En este contexto de aprendizaje compartido, la intervención se inserta como la dinámica que activa el conjunto común de las ideas; una práctica de transferencia que se ajusta a las condiciones de sus generadores, manifestándose como un sistema en constante innovación y mejora con óptimos beneficios.

  • La construcción de comunidades letradas, implica que desde la comunidad local se organicen grupos de personas interesadas en un aprendizaje integrador que los coloque como líderes educativos y comunitarios, como una vía para la mejora su condición de vida a partir de sus formas de convivencia, organización, cultura y lengua propia.

Una comunidad letrada está ligada a todas aquellas prácticas sociales en las que está presente la literacidad. Con el enfoque de intervención, se concibe la alfabetización como una práctica social con medios y herramientas que permiten la apropiación del conocimiento que, como acción innata a todo individuo, supone el papel activo de los actores sociales letrados y no letrados, vinculados por la oralidad como un sistema de comunicación rudimentaria, a la vez que fundamental, y que al sumarse con la lectura y escritura potencializan el sentido y significado de las decisiones tomadas en la vida cotidiana.

¿Cómo hacer para que estos dos polos de la literacidad confluyan de manera efectiva en organizaciones con personas que no las dominan? Generando prácticas letradas que tengan sentido y significado mediante su aplicación en la vida cotidiana. Vinculando la lectura y escritura con prácticas más comunes como la socialización, comprendiendo que fuera de lo convencional, los grupos de personas desarrollan sus propias maneras de leer y escribir, según sus formas de convivencia y de relación social e institucional.

Estos ejes temáticos son los puntos de convergencia de un aprendizaje integral que se matiza en las siguientes cuatro categorías de herramientas de intervención que consisten en:

  • Mapeo de aprendizaje para la intervención socioeducativa: caracteriza las seis áreas de atención –componentes- que articulan los procesos de aprendizaje –formal, no formal e informal- en los ámbitos de intervención –escuela, familia y comunidad-, a partir de los tres ejes temáticos que comprende la propuesta de comunicación pedagógica.
  • Formación integral de actores y agentes educativos: Plan estratégico orientado a la formación de actores y agentes educativos en dos etapas: certificación de facilitadores para la intervención y certificación de actores y agentes educativos en ámbitos de intervención.
  • Recursos educativos para la formación: serie educativa de tres cuadernillos, dedicados a la sensibilización para el desarrollo del aprendizaje entre niñas, niños, jóvenes y adultos, en ambientes de intervención socioeducativa.
  • Recursos didácticos para la intervención: Una serie didactica de tres cuadernillos (los 10 Quehaceres de nuestra familia/escuela/comunidad) Colección de 12 series didácticas en 36 paquetes integrados por una guía de actividades, una antología con glosario de términos, un juego didáctico para trabajar el ámbito familiar y comunitario; más un cuaderno de trabajo en los que están dedicados a la intervención desde la escuela.

estructura1

estructura2

Aplicación del programa

La estructura y versatilidad de las herramientas que comprende el modelo integral, permite a sus usuarios potenciales entablar un proceso de trabajo interinstitucional con el CREFAL, que lleva a la consecución de resultados esperados, con impactos en el corto, mediano y largo plazo. Este proceso de aplicación que lleva a cabo en tres fases: planeación, implementación y evaluación.


fases1


Planeación

El CREFAL y las instancias interesadas en la aplicación del modelo integral, realizan los acuerdos interinstitucionales para la organización de cobertura, estrategia de formación de facilitadores, plan de intervención; así como el establecimiento del convenio institucional y plan presupuestal de las tres etapas. Estos procesos implican:

  1. Organización de cobertura: las autoridades interesadas, realizan la selección de escuelas (se recomienda un mínimo de 100 para el arranque), y el diagnostico situacional para la detección de necesidades, según las áreas de atención que ofrece el modelo, contando con la asesoría permanente por parte de personal especializado del CREFAL.
  2. Convenio institucional y plan presupuestal: documento que se celebra entre el CREFAL y la instancia solicitante para formalizar los compromisos que cada parte asume para la aplicación del modelo integral. Señala además los costos económicos de cada una de las tres etapas:
  3. CREFAL: asume el compromiso de integrar al equipo especializado que ofrecerá los servicios educativos para la aplicación: diseño de contenidos para los materiales didácticos y educativos (prototipos), formación de facilitadores, asesoría permanente, seguimiento y monitoreo de la intervención en las escuelas.

    INSTANCIA SOLICITANTE: asume el compromiso de cubrir los costos económicos por los servicios especializados que ofrece el CREFAL para la aplicación del modelo: impresión de los materiales educativos y didácticos para la formación de facilitadores y proceso de intervención en las escuelas; viáticos para traslado y hospedaje de sus potenciales facilitadores a la sede de formación que se defina junto con el CREFAL; o bien, viáticos para el traslado del equipo de formación del CREFAL al lugar de origen de los solicitantes. Viáticos y hospedaje para el equipo especializado del CREFAL, que se hace responsable del seguimiento de la intervención en las escuelas.

  4. Estrategia de formación de facilitadores: de acuerdo con la cobertura, las autoridades interesadas definen una selección de 100 a 150 potenciales facilitadores, que habrán de responsabilizarse de la intervención directa en las escuelas. Personal especializado del CREFAL realiza el proceso de formación en un tiempo aproximado de tres meses –a partir de la celebración del convenio institucional-, hasta llegar a la primera certificación de Actores y agentes educativos, como facilitadores para la intervención.
  5. Plan de intervención: los facilitadores certificados organizan y determinan la modalidad que deberá desarrollarse para la intervención en las escuelas; documento de trabajo que se genera con la asesoría permanente de personal especializado del CREFAL.

El resultado de esta primera fase se traduce especialmente en la Certificación de facilitadores (Nivel 1 de 3) como actores y agentes educativos para la cobertura de escuelas seleccionadas por la instancia solicitante. Como productos el CREFAL entrega:

  1. Los prototipos de los materiales educativos definidos para el proceso de sensibilización.
  2. Los prototipos de los materiales didácticos definidos para el proceso de intervención en las escuelas con las familias y las comunidades locales.
  3. El primer Informe técnico sobre el proceso de formación y evaluación para la certificación de facilitadores.


Implementación

El proceso de implementación se enfoca principalmente en la intervención socioeducativa que realizan los facilitadores directamente con la comunidad escolar, las familias y los habitantes locales involucrados en los procesos de formación integral que se vive desde las escuelas. Se recomienda destinar un tiempo aproximado de cuatro meses. Son los facilitadores quienes, con la asesoría de personal especializado del CREFAL construyen el proceso de trabajo con los siguientes elementos:

  • Plan de intervención en las escuelas con las familias y la comunidad local.
  • Matriz de responsabilidades para la intervención de los facilitadores y el seguimiento por parte de personal especializado del CREFAL, y el cronograma correspondiente.
  • Materiales educativos –impresión a cargo de la instancia solicitante- para la sensibilización de los beneficiarios, sobre los procesos de intervención socioeducativa en la escuela, familia y comunidad.
  • Materiales didácticos –impresión a cargo de la instancia solicitante- para desarrollar las estrategias de intervención específicas identificadas en el mapeo de aprendizaje, según la detección de necesidades formativas en el ámbito de la escuela, familia y comunidad.

El resultado de esta fase se traduce en la segunda Certificación de actores y agentes educativos (Nivel 1 de 3) como principal indicador de impacto del proceso de intervención por parte de los facilitadores. Como productos el CREFAL entrega el segundo informe técnico con el monitoreo de resultados; instrumento que guiará la mejora en la aplicación de las estrategias de intervención de los facilitadores.


Evaluación

El proceso de evaluación de impacto que se calcula tenga una duración de dos a tres meses, gira en torno a una interrogante fundamental sobre ¿cuál sería la situación de las escuelas si no se aplica el modelo integral?, respuesta que se compara con el diagnostico situacional que se construye desde la primera fase. Las variables dependientes en esta fase se instauran en la calidad de la prestación de servicios que otorga el CREFAL:

  1. Asesoría
  2. Formación
  3. Seguimiento
  4. Diseño de materiales educativos
  5. Diseño de materiales didácticos
  6. Niveles de certificación

Como variables independientes se identifica la constancia y permanencia de los actores y agentes educativos formados para la intervención. Sin embargo, este aspecto puede fortalecerse con la óptima selección que para tal efecto, realice la instancia solicitante.

El resultado de esta fase se traduce en la Certificación de escuelas en la mejora del logro educativa, calidad de vida en las familias y la promoción del desarrollo comunitario en su Nivel 1 de 3. Como producto el CREFAL entrega el tercer informe técnico; un estudio con énfasis en los cambios de conducta de los beneficiarios y las transformaciones en los procesos de aprendizaje como relevante incidencia en el desempeño académico de docentes, niñas y niños en las escuelas.

Criterios de certificación

La flexibilidad de aplicación del Modelo en tres etapas por ciclo escolar, con posibilidad de réplica hasta por dos años, permite a sus destinatarios tomar decisiones de formación integral, con base en el mapeo de aprendizaje para la intervención socioeducativa, en consonancia con las necesidades básicas y/o prioritarias que en función del logro educativo, sean detectadas en las escuelas. El número de escuelas por abarcar en un lapso de tres años, dependerá de la capacidad de atención en infraestructura y metas por alcanzar por la instancia solicitante.

BENEFICIARIOS

NIVEL I

NIVEL II

NIVEL III

METAS DE LARGO
ALCANCE

Facilitadores para la intervención
Actores y agentes educativos
Escuelas en la mejora del logro educativo

Eficiencia en la formación de dos áreas de aten­ción completas y su aplicación en los ámbitos de escuela, familia y comunidad, con óptimos resul­tados de metas alcanzadas que reditúen en un mínimo del 40% de la población escolar total.

Eficiencia en la formación de cuatro áreas de atención com­pletas y su apli­cación en los ámbitos de es­cuela, familia y comunidad, con óptimos resul­tados de metas alcanzadas que reditúen en un mínimo del 40% de la población escolar total.

Eficiencia en la formación de seis áreas de aten­ción completas y su aplicación en los ámbitos de escuela, familia y comunidad, con óptimos resul­tados de metas alcanzadas que reditúen en un mínimo del 40% de la población escolar total.

Docentes que me­joran sus resulta­dos en su desarrollo profesional.
Niñas y niños que superan el nivel in­suficiente de su des­empeño académico.
Incremento de la participación social en las escuelas con mayor presencia de padres de familia y miembros de la co­munidad local.

 

Educación Formal / No formal / Informal

Intervención socioeducativa

Enfoque pedagógico comunicacional
(serie didáctica)

Recursos didácticos de intervención

Formación pedagógica
para la mejora educativa

Competencias básicas para la mejora del logro educativo/ comunitario

Herramientas de lectura y escritura para promover la alfabetización desde el hogar

Metodología básica para potenciar el aprendizaje en Español y matemáticas

Autogestión comunitaria para potenciar el desarrollo local

Serie didáctica
Mejora del logro educativo/ comunitario

Prácticas de lectoescritura para la mejora del aprendizaje

Herramientas didác­ticas para practicar la lectoescritura desde el hogar

Desarrollo de la lectoescritura con la participación de los padres de familia dentro y fuera del aula

Habilidades de lectoescritura para la formulación de proyectos productivos

Serie didáctica
Prácticas de lectoescritura

Capacitación pedagógica
para padres de familia, jóvenes y adultos

Alfabetización digital como apoyo didáctico en la mejora del logro educativo

Prácticas mediadas de fomento a la lectura y escritura en el hogar

Uso didáctico de las TIC´s para promover el aprendizaje en español y matemáticas

Comunidades letradas en red digital

Serie didáctica Alfabetización digital

Metodologías participativas

Técnicas participativas para potenciar la lectoescritura en el hogar

Métodos y técnicas participativas para la inclusión social y educativa

Diagnóstico comunitario para el desarrollo local

Serie didáctica Metodologías participativas

Asesoría en gestión educativa

Gestión estratégica para la mejora educativa y calidad de vida

Habilidades de lectoescritura para la organización familiar

Proyectos escolares para la mejora educativa & calidad de vida

Proyectos productivos para la inclusión social y educativa

Serie didáctica
Gestión estratégica

Integración de Centros Culturales Comunitarios

Acervos escolares para la lectoescritura en familia

Manejo didáctico de los acervos escolares para promover la lectoescritura participativa

Animación de la lectoescritura en el desarrollo local

Serie didáctica
Centros Culturales Comunitarios

Asesoría técnica en participación social

Consolidación de la participación social en las escuelas

Habilidades de lectoescritura para la participación social

Participación social de la familia en la gestión escolar

La participación comunitaria en la gestión de la escuela

Serie didáctica Participación social

Liderazgo transformacional

Liderazgo transformacional para el fomento de la lectoescritura en el hogar

Estilos de liderazgo para potenciar el aprendizaje en el aula

Estilos y prácticas de liderazgo para el desarrollo comunitario

Serie didáctica
Liderazgo transformacional

Capacitación para la autogestión

Sistematización de experiencias

Sistematización de experiencias prácticas en lectura y escritura en el hogar

Técnicas y herramientas para la sistematización de los aprendizajes desde el aula

Sistematización de experiencias comunitarias

Serie didáctica Sistematización de experiencias

Educación financiera para la mejora educativa, calidad de vida y desarrollo comunitario

Competencias básicas para el manejo de finanzas en el hogar

Administración organizacional en la escuela

Administración y financiamiento de proyectos productivos

Serie didáctica
Educación financiera

Formación en prevención educativa y comunitaria

Prevención para la salud familiar, escolar y comunitaria.

Herramientas para el manejo de factores de resiliencia en el hogar.

Estrategias y técnicas para la prevención de adicciones en la escuela.

Participación comunitaria en la salud preventiva.

Serie didáctica
Prevención en salud

Promoción para la salud familiar, escolar y comunitaria.

Promoción de la resiliencia con madres adolescentes y Jefas de familia.

Formación educativa en prevención de adicciones.

Formación en promoción de la salud preventiva comunitaria.

Serie didáctica
Promoción en salud

 

 

Impacto del programa

Con esta perspectiva metodológica, Los 10 Quehaceres de nuestra familia, se concibe como una dinámica de aprendizaje integral compartido entre alumnos, alumnas, sus docentes, padres de familia y autoridades educativas, en donde comparten experiencias de la vida cotidiana en el hogar, para analizar su relación con los procesos de aprendizaje que se generan en el aula. Esta estrategia de intervención en la modalidad de taller propicia la reflexión sobre las condiciones en que la lectura, escritura y pensamiento matemático, se construyen día a día mediante la convivencia y el “quehacer” en el contexto de la casa familiar. Los participantes logran sensibilizarse en la manera en cómo es que sí pueden apoyar en el desarrollo del aprendizaje, aún sin tener conocimientos básicos de lectoescritura.

En un espacio de cuatro horas, los participantes en el taller analizan 10 principios básicos para el aprendizaje desde el hogar, como Conversar para aprender, Dialogar para resolver problemas, Respetar nuestras ideas, Acercarnos a la escuela, entre otros. Apoyados con un material impreso coeditado entre el CREFAL y la Secretaria de Educación Pública, desarrollan herramientas guía que los llevan a comprender su función educativa primaria en el hogar, en vinculación con los procesos de aprendizaje que se generan en el aula; en una dinámica de colaboración reflexionan las condiciones en que se construyen las prácticas de lectura, escritura y matemáticas en la vida cotidiana, logrando sensibilizarse en el “cómo” del hecho educativo, aún sin saber leer o escribir; siendo ésto último, la parte más significativa y enriquecedora del proceso de intervención durante los talleres.

Los 10 quehaceres de nuestra familia inició a principios del 2013, proyectándose en la práctica como la primera estrategia de intervención educativa del modelo integral que a lo largo de 18 meses ha atendido a 3, 000 personas en entidades como Coahuila, Durango, Guanajuato, Guerrero y Michoacán; con la aplicación de 65 talleres en donde el 30% de los participantes formados han sido padres de familia, 60% docentes y 10% niñas y niños que llegan a tener una intervención especial y complementaria, haciendo que la experiencia sea una muestra del nivel de empoderamiento de conocimientos y saberes que se generan en la vida cotidiana. Padres, madres y tutores que no saben leer y escribir, redescubren el valor de sus capacidades para apoyar a sus hijos e hijas en su proceso de formación básica.

Como estrategia de intervención del modelo integral, Los 10 Quehaceres de nuestra familia promueve la participación social de padres de familia en los procesos educativos de sus hijas e hijos, con dinámicas de aprendizaje que se comparten con docentes y autoridades educativas, quienes mediante un clima de reflexión y experiencia compartida, asumen cada uno su rol educativo para hacer de la escuela un espacio de convivencia armónico que garantice las condiciones de aprendizaje para que niñas y niños permanezcan con óptimo desempeño en sus aulas hasta la conclusión de su formación básica.

 

Contacto

Av. Lázaro Cárdenas #525, Col. Revolución. C.P.  61609 Pátzcuaro, Michoacán, México.

phone icon footer   +52 (434) 342 8100

email icon footer   crefal@crefal.edu.mx